Un penalti evitable amarga la fiesta de la Copa

A tres minutos para el final un error vuelve a condenar al Arenas

Otro error en un penalti tan tonto como claro condena al Arenas a una derrota que no mereció ante el líder Racing. Partido muy serio de los de Luaces que plantaron cara a un equipo aspirante claro al ascenso.

ARENAS: Txemi, Jordan, Gayoso (Jimmy, 76), Pozo, Albero González, Matador (Junior, 69), Xeber (Güemes, 81), Uranga, Dani López, Azkue y Zamorano.

RACING: Crespo, Hidalgo, Castañeda, Osa Gil, Olaortua, Sergio Ruiz, Cayarta, Kitoko (De Vicente, 52), Segovia (Barral, 42), Noguera y Lombardo (Jon Ander, 73)

Arbitro: Angel Usón Rosel (Aragón). Mostró tarjetas amarillas a los locales Gayoso, Alberto González, Dani López y Jordan; y por el Racing a  Oscar Gil, De Vicente, Cayarta y Olaortua

GOL:
0-1.M.87. De Vicente (p)

No pudo ser y la fiesta no se redondeó en forma de recompensa con algún punto. Gobela vivió una tarde histórica con la entrega por parte de Luis Rubiales, presidente de la RFEF, de una réplica de la Copa del Rey de 1919 desaparecida en la guerra. Al homenaje se sumaron el rival,  Racing de Santander, y el Athletic con sendos recuerdos del día.

A lo largo de la semana mostraremos videos e imágenes de lo acontecido en Gobela.

En cuanto al partido, más de lo mismo. El rival se llevó tres puntos sin tirar a puerta y esta vez el regalo fue un penalti absurdo cometido a tres minutos para el final que De Vicente no desaprovechó para dar los tres puntos al líder.

El Racing tuvo la primera oportunidad con un remate de cabeza de Cayarta a la salida de una falta lateral que tuvo luego respuesta en otro remate de cabeza picado de Uranga a la salida de un córner.

En medio mucha brega y un Arenas que jugaba de tú a tú a un Racing que por las bandas creaba peligro y daba sensación de poder marcar en cualquier momento por las individualidades que tiene. Pero esas ocasiones apenas llegaron mientras que los rojinegros también lo intentaban. Incluso salió mejor tras el descanso ante un Racing que en la segunda parte no tuvo tanta llegada salvo un disparo de Castañeda que sacó Alberto González. El partido moría sin ocasiones pero en un disparo lejano y tras despeje de Txemi el balón quedaba muerto y el portero se hacía con el esférico. Para entonces ya había un agarrón sobre Jon Ander que no llegaba la esférico pero que propició la pena máxima que sentenció el encuentro.

Mejores sensaciones con unos refuerzos que gustan y la presencia de Matador que se notó en la hora de juego que dispuso. Unas buenas sensaciones que se deben plasmar el sábado en Tabira ante la Cultural de Durango con una victoria.

Compartir en:

Deja tu comentario